como usar las bolas chinas o vaginales

La mini guía de las Bolas chinas

Publicado el Deja un comentario

A lo mejor te suenan a chino las bolas chinas, bolas vaginales, suelo pélvico o ejercicios de Kegel, o lo mejor del caso, es que te suene de algo. Que sepas que son conceptos, productos o entrenamientos destinados a mejorar no solo la salud de la mujer, sino también su vida sexual.

Hemos creado esta mini guía para que te ayude a saber que son las bolas chinas, conocer mejor tu suelo pélvico, trazar el mejor entrenamiento para fortalecerlo y sobretodo cuales son los beneficios que puedes alcanzar para tu salud y vida sexual ¡Vamos a ello!

La importancia de trabajar el suelo pélvico

¿Sabes que es el suelo pélvico? ¿y dónde está? Si lo sabes ¡bien por tí! pero sino no te preocupes, aquí tendrás las claves para dar con él. 

El suelo pélvico no es más que un conjunto de músculos que sostienen la vejiga, uretra, vagina, útero y recto. Va desde la zona del coxis hasta la base de la pelvis, como en forma de banda. 

Donde localizar el suelo pélvico

Hay varias razones por las que el suelo pélvico se va debilitando. Malas posturas, obesidad, parto, menopausia o la edad son razones por lo que los músculos pélvicos pierden elasticidad y firmeza

Un suelo pélvico debilitado comporta padecer con el tiempo incontinencia urinaria, desprendimiento de vejiga, dolor lumbar y pérdida de sensibilidad sexual. Entre un 30 a un 35% de mujeres lo sufren, pero tranquila ¡Tiene solución!  No hay mejor prevención que una buena rutina de trabajo y las bolas vaginales son una excelente ayuda para fortalecer la musculatura de la zona.

¿Qué son las bolas chinas?

Por mucho que se llaman bolas chinas, su origen es del Japón feudal. Se crearon para satisfacer las necesidades sexuales de los emperadores de la época. Su fin era lubricar la vagina de sus concubinas antes de las relaciones sexuales para no tener que esperar. También las utilizaban la Geishas, por ello también se les llama bolas de geisha.

¿Te imaginas como son? Las bolas vaginales más comunes son las que llevan dos bolitas unidas por un cordón para que sean fáciles de extraer de la vagina. Estas son las típicas, pero las hay de todas formas, tamaños y materiales ¡hay la tira de ellas! las más frecuentes hoy en día son las bolas chinas de silicona.

Su funcionamiento es muy sencillo, cada bola externa es hueca y alberga otra más pequeña en su interior. Con tus movimientos las bolas pequeñas chocan con las paredes de las bolas exteriores generando una vibración que estimula las paredes vaginales y músculos. ¿Cuál es el resultado? Tu musculatura pélvica trabaja sin apenas esfuerzo. Y además, provoca que haya más riego sanguíneo en la zona sensibilizándola y que la lubricación natural sea más abundante.

Las bolas vaginales NO dan placer, si piensas que sí es una percepción equivocada de muchas personas ¡Están para echar una mano a mejorar tu vida sexual!.

Los beneficios de las bolas chinas en tu vida sexual

La constancia y un buen entrenamiento de los músculos pélvicos con las bolas vaginales ayudan a obtener una mejor salud íntima y vida sexual.

  • Favorece tener un suelo pélvico tonificado.
  • De gran ayuda en la prevención de la incontinencia urinaria y desprendimiento de la vejiga con la edad.
  • Mejora notablemente la sensibilidad vaginal ¡sentirás mucho más placer!.
  • Potencia la calidad de tus orgasmos.
  • La vagina lubrica con más facilidad.
  • Indirectamente, las relaciones serán más placenteras e intensas.

Si eres constante al cabo de un mes, aproximadamente, podrás empezar a notar uno o más de estos resultados.

Trazar un plan de entrenamiento con Bolas Vaginales

Para sentir resultados en la cama es importante trazar un plan de entrenamiento. Si no lo haces no servirá para nada tus esfuerzos. Si ya tienes una rutina de ejercicios Kegel y quieres combinar con bolas de geisha te recomendamos que vayas a este artículo.

¡Vamos al grano! vamos a trazar una rutina con bolas chinas que te ayude a tonificar la musculatura pélvica con poco esfuerzo ¡Comenzamos!.

  1. Antes de introducirlas, lubrícalas con unas gotas de lubricante a base de agua como el Lubricante Natural S Pleasures. Con la ayuda del lubricante, ya solo queda ponerte cómoda e introducir las bolas chinas en tu vagina como si se trata de un tampón. 
  2. Para empezar apuesta por bolas vaginales de una sola bola. Son más ligeras y resulta más fáciles de mantener en el interior de tu vagina. Con 10 a 15 minutos diarios son suficientes.
  3. Utilízalas de pie y en movimiento ¡prohibido estar quieta y sentada! Es importante que no hagas esfuerzos ni contraigas el suelo pélvico, la gravedad y el peso de las bolas harán trabajar a los músculos pélvicos para mantenerlas en su sitio mientras te mueves.
  4. Hay excepciones, si has dado a luz, tienes menopausia o has sufrido desprendimiento, mejor empezar usándolas tumbada. Haz movimientos de contraer y relajar el suelo pélvico y cuando lo domines ya estarás lista para pasar a estar de pie.
  5. Cuando domines la bola vaginal pasamos a las de dos bolas, más pesadas. Empieza con 10-15 minutos diarios e ir incrementando el tiempo gradualmente hasta llegar a los 30 minutos diarios.
  6. En 8 a 10 semanas, el suelo pélvico ganará en salud y empezarás a notar sus beneficios en tu vida sexual.

Si eres novata, recomiendo que las primeras semanas las lleves puestas unos 10 minutos diarios y solo 3-4 días a la semana. A medida que te sientas cómoda llevándolas, incrementa gradualmente los minutos y los días hasta que sean todos los días y un máximo de 30 minutos diarios ¡no más!.

¿Cuánto tiempo debe durar la rutina?

Tanto para recién iniciadas como una expertas en el uso de las bolas chinas, los planes de tonificación del suelo pélvico no deben extenderse más allá de los 4 meses. Pasado este tiempo, hay que descansar al menos un mes antes de volver al entrenamiento. Tan malo es no tonificar cómo sobrecargar los músculos pélvicos.

¿Cuando es recomendable utilizar las bolas chinas y cuando no?

No todas las mujeres están capacitadas para utilizar las bolas vaginales. Son recomendables en el caso: 

  • Antes de estar embarazada: Un suelo pélvico bien tonificado ayuda durante la gestación.
  • Tras dar a luz: pero no durante la cuarentena. Mejor que consultes con tu especialista cuando empezar.
  • Si padeces la menopausia: durante esta etapa se debilitan los músculos pélvicos y un buen entrenamiento permite un buen estado del suelo pélvico.
  • Disfunción sexual: mejora la sensibilidad vaginal, la respuesta sexual y la lubricación natural.
  • Si tienes obesidad: el suelo pélvico está sometido a grandes presiones que lo debilita.

¿Y cuando NO es recomendable? Pués en estos casos:

  • Si tienes la menstruación.
  • En el embarazo y durante la cuarentena ¡dale tiempo a que se recuperen a tu zona íntima.
  • Si has padecido una intervención quirúrgica a causa de un desprendimiento de vejiga.
  • Si tienes una infección vaginal.

Entonces ¿Qué bolas chinas necesito?

¿Las de una sola bola? ¿O las tradicionales de dos bolas? La mayoría puede optar directamente por las bolas chinas de dos esferas, como las Love Balls de Liebe. Pero, si te quieres iniciar, o has dado a luz, o sufres un fuerte debilitamiento del suelo pélvico, mejor empezar con las de una sola bola, como Uno de Liebe.

De todas maneras, si aún dudas cuál van mejor con tus necesidades y te quieres asegurar, nos puedes preguntar y te indicaremos cuales son las más adecuadas para tí.

La importancia de un buen mantenimiento de las bolas vaginales

Hacer una buena limpieza asegura tener bolas chinas durante años. Cómo van a estar dentro de tu vagina, es importante limpiarlas correctamente antes y después de usarlas. La limpieza es fácil con agua y jabón neutro o con un limpiador de juguetes eróticos como Pjur Woman ¡Tu vagina y las bolas chinas lo van agradecer! No olvides de guardarlas en una bolsa de tela o satén para proteger del polvo y la suciedad.

Espero que con esta mini guía te ayude a conocer las bolas chinas, aclarar dudas, como usarlas y como te ayudan a mejorar tu vida sexual. No lo dudes ¡Cuanto antes empieces, mejor! 

¿Te ha gustado?

Si es así, descubre algo nuevo cada semana directamente en tu email

Deja una respuesta