Publicado el Deja un comentario

Haz magia con tus dedos en su punto G ¿sabes como?

Como hacer magia con tus dedos en el punto G de tu chica

Hay muchos hombres que solo se preocupan de sí mismos y en el arte del placer también son iguales, sin tener en cuenta cómo hacer sentir bien a su chica. Suerte que el hombre moderno no es así y le gusta compartir sensaciones con la pareja, preocupándose de ser y hacer feliz la vida sexual de ambos. Si quieres ser de este tipo de hombres y convertirte en el dios del placer para tu compañera ¿qué tal te parece estimular con tus dedos su punto G? Suena bien ¿no? ¿Qué no sabes dónde localizarlo? Tranquilo no eres el único que le pasa esto, hay muchos que no saben cómo llegar a él. Deja de lado misticismos y comentarios sobre su posible existencia, te aseguro que si que existe y si lo encuentras ella te lo va a agradecer mil veces. ¿A que suena bien? Pues mejor será cuando tú chica llegue al orgasmo de su vida por tus travesurías en su punto G. 

¿Y que es eso del punto G?

En las mujeres hay dos puntos de placer que les hace volver muy locas. Uno es el clítoris, visible y dudo que tengas problemas donde localizarlo ¿y el otro? El punto G. La zona G es una zona erógena ultrasensible que las produce un intenso placer y al estimularlo facilita alcanzar los orgasmos, y está en algún lugar del interior de la vagina de la mujer ¡uyyy, que problema! ¿en algún lugar de la vagina? No sudes mucho. Se sabe que esta zona mágica es la prolongación del clítoris en el interior de la vagina, situada en la cara frontal y dependiendo de cada mujer está a unos 3 a 5 cm de la entrada.

No localizo en punto G de mi chica

El punto G, también llamado punto Gräfenberg en honor a su descubridor, es una de las zonas erógenas femeninas más importantes junto al clítoris. Eso sí, la estimulación de esta zona varía en intensidad de placer en cada mujer. Y de por si no garantiza llegar al orgasmo, pero sí que lo facilita. Así lo demuestran recientes estudios realizados demuestran que casi el 80 % de la mujeres llegan al orgasmo mediante la estimulación del clítoris y menos del 20 % lo hacen solo estimulando el punto G. Si tú chica es clítoriana, estimula las dos zonas erógenas, la combinación resultará explosiva.

Vamos a la practica: el reto de llegar al punto G 

Después de un poco de teoría ¿que tal si vamos al grano? Primero de todo, un consejo ¡NO SEAS UN BRUTO! que aún hay mucho macho ibérico suelto. Las cosas bien hechas se hacen poco a poco y cuidando los detalles, y en este caso hacerse con un buen lubricante es un detallazo, ella lo verá que estás pensando en ella y se sentirá más segura. Empieza sin prisas pero sin pausa, no te centres solo en el punto G, ves caldeando el ambiente, unas caricias por todo el cuerpo, unos besitos por el cuello, susúrrale unas dulces palabras picantes… y a medida que va aumentando la excitación vas bajando al encuentro de sus zonas de placer. 

Como te he dicho antes ¡no corras! no vayas directo al punto G. La primera parada son sus senos y la segunda el clítoris. Si te centras en dedicar un tiempo a estimular estas zonas según el orden que te he dicho, tu chica entrará en ebullición. En este momento de excitación para ella es cuando en un periquete encontrarás el punto G. Ahora es el momento de llamar a la puerta y entrar. Antes de entrar, recuerda de poner unas gotas de lubricante, tus dedos se deslizarán con suma facilidad sobre su piel, evitando irritarla, y ella sentirá tus caricias más sensuales.

Introduce los dedos ligeramente curvados en la vagina sin penetrar hasta el fondo, quédate a medio camino y centra las yemas de tus dedos sobre la pared frontal. Las paredes de la vagina son lisas, así cuando notes una zona rugosa como una nuez ¡ahí es la zona G!. El punto G es diferente en tamaño y forma en cada mujer, así que, a la primera no lo encuentras no desesperes, déjate asesorar por tu chica que sabe muy bien donde está y te ayudará a que llegues.

¿Como estimularlo?

De poco sirve haber llegado a este punto y no saber que hacer. Hay muchos que lo único que hacen con sus dedos es hacer un mete saca ¡ERROR! No querrás que tu compañera se quede igual que al principio. Al introducir los dos dedos curvados bien lubricados es para estimular el punto G con delicados gestos como diciendo “ven aquí” y de forma rítmica. Si notas que a tu chica tiene la sensación de orinar mientras estimulas el punto G, no te preocupes, es algo normal. En poco tiempo esta sensación se convertirá en un intenso placer.

¿Qué tal si le pones un poco más de intensidad en sus sensaciones? Con la ayuda de un estimulante afrodisíaco para el punto G como es la crema orgánica lluvia de amor conseguirás incrementar el placer de sus sensaciones y llegar al orgasmo sea todo un acontecimiento. 

¡Vamos a ir un poco más allá! ¿Qué tal un poco de sexo oral mientras estimulas con tus dedos su zona G? Si lo haces serás su dios del placer y la llevarás al infinito y más allá.

¿Cuál es la mejor postura para estimular con los dedos el punto G?

¿A que acierto y se que postura te estás pensado? La del misionero y/o algunas de sus variantes ¿cierto?. Aunque parezca que sea ella mejor postura para esta práctica sexual no lo es. En esta posición hay más contacto físico entre ambos, pero acceder a su divino tesoro no es tan fácil. Entonces ¿cuál es la mejor? Mira que hay posturas en el Kamasutra, pero para la estimulación manual del punto G como la postura del perrito no hay ninguna. En esta posición el acceso a la zona con tus dedos es más fácil de alcanzar de lo que puedes imaginar y para tu compañera la estimación de su punto G será más eficaz, facilitando mucho que llegue a su gran momento de placer.

Si sigues estos pequeños consejos estarás muy cerca de ser el rey de la cama ¡pruébalo y me cuentas! Seguro que tu compañera de juegos te sabrá recompensar muy intensamente.

Fotografía portada de Charles adaptada a Oohsi.es.

Todas las imágenes de este post han sido diseñadas y/o modificadas por Oohsi y no podrán usarse sin consentimiento previo.

Deja un comentario